Novedades

Internet incrementa el PIB y genera empleos en países emergentes

Internet incrementa el PIB y genera empleos en países emergentes

Internet incrementa el PIB y genera empleos en países emergentes

En la reunión anual de medios Google Press Summit 5.0 (GPS 5.0) de 2012 celebrada en Santiago, capital de Chile se presentaron los resultados de dos estudios acerca del impacto económico de Internet en los países emergentes de la región (Brasil, México y Argentina), arrojando como gran conclusión que en el 2010 la red de redes aportó 2,3 trillones de dólares al PIB, con proyecciones de llegar a los 4.4 trillones de dólares en el 2016.Las dos investigaciones fueron llevadas a cabo por Boston Consulting Group y McKinsey, cuyos socios Jorge Becerra y Juan Bertiche, respectivamente, presentaron ante la audiencia concentrada en la capital chilena, la conclusiones globales de este estudio, indicando que las PYMEs se han transformado en los motores de crecimiento para la industria web, pues las estimaciones señalan que por cada puesto de trabajo que se pierde en Latinoamérica, se generan 3.2 en la industria de Internet.

Además, Internet se ha convertido en el gran nicho para los emprendedores, quienes ahora son “digitales” y han podido progresar a pesar de todas las trabas existentes por falta de financiamiento, limitado acceso a Internet y todas las barreras que deben enfrentar cuando salen al mercado con un nuevo negocio en la región.

Otras de las conclusiones en cuanto a las tendencias reflejan que sin duda el futuro de Internet es móvil, ya que de aquí a cuatro años, los accesos móviles significarán el 81% de las conexiones de banda ancha, algo que no parece estar alejado de la realidad actual pues hoy en día hay 1000 millones de conexiones en los países emergentes y 310 millones de éstas ya se realizan a través de aparatos móviles, lo que quiere decir que más de un tercio de las conexiones ya no son estáticas.

Oportunidad para los emergentes

En todo el mundo más de la mitad de los usuarios de Internet habitan en los llamados países emergentes, y esta cifra que es de más de 1000 millones de navegantes continúa en franco crecimiento, por lo que se espera que en el 2015 alcance los 1,600 millones de personas.

Ante tanta cantidad de población y teniendo en cuenta que Internet es el mejor ejemplo de mercado global por la conectividad propia de su naturaleza, puede considerársele como el mejor vehículo para potenciar el desarrollo político, social y económico de las naciones emergentes.

Desde lo económico para nadie resulta un secreto las ventajas que ofrece Internet en el desarrollo de actividades comerciales y financieras, por esa razón en las seis economías emergentes más importantes del planeta, 1.3% de los empleos ya están ligados al mercado de la gran red global.

Aunado al dato anterior, hay que tomar en cuenta que cada año comienzan 150 mil nuevos negocios relacionados con Internet en los países en desarrollo, muchos de los cuales han alcanzado el éxito fuera de las fronteras geográficas en donde se ubican.

Pero Internet no solamente ha beneficiado a los nuevos emprendedores, pues en los estudios del año 2010, también se puede ver que las pequeñas y medianas empresas que invirtieron al menos 30% de su presupuesto en tecnologías online para brindarle facilidades a sus clientes, crecieron en sus presupuestos nueve veces más rápido que las organizaciones que solamente le dedicaron un 10% de sus ingresos.

Estas cifras reflejan un panorama próspero para la Internet como agente de fuerte influencia en el sector económico, de ahí que a que los gobiernos deben continuar promoviendo y profundizando en los accesos a servicios y organismos públicos a través de Internet para que la ciudadanía posea mayores espacios de participación. De igual manera, se debe brindar educación y capacitación en materia del uso de estas tecnologías, así como promover marcos regulatorios que permitan el desarrollo de la Internet y todas las actividades implicadas en ésta.

Perspectivas para México

La investigación muestra que en México Internet aporta entre un 1 y un 2.5 por ciento al PIB, y su demografía compuesta por una gran base de consumidores jóvenes y urbanos, constituye una estructura idónea para la adopción de Internet.

De los países emergentes analizados en el estudio, México tiene el PIB más alto, con un ingreso per cápita de 9,500 dólares anuales, con una economía que creció 5% en el 2010. Incluso ocupa el lugar 15 como el exportador más importante del mundo y más del 70% de dichas exportaciones son hacia los Estados Unidos.

A pesar de tener estos importantes valores macroeconómicos, desde el punto de vista del desarrollo de las telecomunicaciones, la avanzada ha sido reducida, debido a: desigualdades económicas que han limitado la adopción de tecnologías por parte de los usuarios, falta de una infraestructura de calidad y elevados costos de los accesos.

Pero el panorama tampoco es negativo, pues las proyecciones del estudio indican que para el 2015 las conexiones 3G aumentarán en un 57% y el acceso a Internet desde los hogares podría alcanzar un 60% de penetración.

Desde el punto de vista del crecimiento económico, se considera que si Internet fuera una industria en sí misma, se posicionaría entre las 10 más grandes, pero aún quedan asuntos por resolver para garantizar que tenga una mayor contribución dentro de la economía del país.

Por su parte la economía online se amplificará hasta el 2016 a razón de 15.6% anual, dejando a la nación por debajo del 17.8% planteado por el G20, pero con un crecimiento de casi el doble si se le compara con el 8.1% de crecimiento que esperan las economías más desarrolladas.

El crecimiento de México en cuanto a Internet y el impacto positivo en la economía, es muy grande pues apenas el 3% de los negocios del país invierten en la red de redes y solamente el 8% posee un sitio web. A su vez, las transacciones hacia los consumidores significan un 4% del comercio digital, lo que representa una oportunidad inmensa si se le compara con el 20% de Brasil o el 23% de Argentina en este rubro.

Los negocios en México que destinan inversión a Internet tienen un crecimiento de 9% de sus ingresos y reducen sus costos en un 5%, además que aumentan su productividad en un 16%.

Ante esta realidad, tanto México como las demás naciones en Latinoamérica cuentan con una fuente para el crecimiento de sus economías que aún no está siendo explotada del todo, por lo que Internet podría representar el verdadero camino al desarrollo y progreso.

Content & Community Manager Inteli

04/05/2012

No Comments

Post A Comment